La teoría del ‘flow’ y su vínculo con el escapismo

¿Qué sucede cuando nos estamos divirtiendo? ¿Cuando estamos sumergidos en una tarea que requiere toda nuestra atención, que nos entusiasma y nos absorbe plenamente sin que en esos momentos nos importe nada más? Conseguir pequeñas metas y objetivos, sentir que somos capaces de avanzar. ¿A que nos sentimos en un estado de bienestar que podríamos identificar con la felicidad? En Enigma Exprés Madrid lo vivimos a diario, bien a través de nuestros escapistas, cada vez que salen de un escape room, o mediante nuestra propia experiencia cuando nosotros mismos tenemos que probar juegos.

Y ahora viene lo mejor: ¿sabías que esa sensación de bienestar o ‘buena vibra’ tiene una catalogación científica y un nombre? Es la ‘Teoría de la experiencia óptima’ o su acotación más informal, ‘Teoría del flow’. Y está íntimamente vinculada a los juegos de escape (o escape rooms) y al team building, porque los testimonios que día a día se desprenden en Enigma Exprés Madrid demuestran que se consigue alcanzar ese estado de ‘fluidez’. ¿Cómo? Al estar absolutamente concentrado en una actividad que te desconecta del resto del mundo: trabajo, obligaciones, problemas, rutina… Durante una hora solo existe la habitación, los compañeros de equipo y el misterio que tienes que resolver.

El psicólogo húngaro Mihalyi Cskszentmihalyi -que ha destacado por su trabajo acerca de la felicidad, la creatividad, el bienestar subjetivo y la diversión- formuló esta ‘Teoría del flow’ inicialmente en 1975, en un artículo publicado en el Journal of Humanistic Psychology.

EL TIEMPO VUELA
El ‘Flow’ o ‘Experiencia Óptima’ es un “estado en el que la persona se encuentra completamente absorta en una actividad para su propio placer y disfrute, durante la cual el tiempo vuela y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unas a otras sin pausa”.

Una experiencia óptima posee las siguientes características:

1) La tarea o meta es posible de alcanzar.
2) Nos podemos concentrar en ello.
3) La tarea tiene unas metas claras.
4) Las metas claras permiten una retroalimentación inmediata.
5) Se actúa sin esfuerzo, totalmente concentrados y distanciados de preocupaciones.
6) Crea un sentimiento de control.
7) Desaparece la preocupación por la personalidad.
8) El sentido de la duración del tiempo se altera.

El flujo sobreviene cuando se produce un equilibrio entre los desafíos de la tarea o actividad que estamos afrontando y las habilidades de las que disponemos para dicho afrontamiento. Es decir, a medida que vamos logrando superar obstáculos y resolver enigmas, ya sea por nuestros propios méritos o con la ayuda de nuestros compañeros, nos encontramos más satisfechos y contentos. No hay ningún motivo especial para la alegría: sencillamente ese equilibrio proporciona serenidad y por ende, felicidad.

Como podéis deducir, tanto la enumeración de características, como esta conclusión, encajan perfectamente con lo que sucede en nuestra mente cuando nos metemos en una sala de escape: el antes, el durante y el después está salpicado por esa enumeración de características de la experiencia óptima y por este motivo los juegos de escape room son un método fabuloso no solo para la diversión: también para relajarnos, para soltar estrés y ansiedad, para reforzar lazos con amigos, o familia… Y en el caso de los ‘team building’ que ofrecemos en Enigma Exprés Madrid, con el objetivo de mejorar los vínculos y favorecer la buena relación y el trabajo en equipo con los compañeros de empresa.

Csikszentmihalyi esbozó su teoría de que la gente es más feliz cuando está en un estado de “fluir”: concentración o absorción completa en la actividad o situación en la que se encuentran. “Fluir es el hecho de sentirse completamente comprometido con la actividad por sí misma. El ego desaparece. El tiempo vuela”. Y ahora, ¿os hemos convencido a los que nunca habéis venido a Enigma Exprés Madrid?… ¿Fluimos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.